Still Here, un juego prometedor con gráficos espectaculares

Estándar






Desde esta web tratamos de traer los mejores juegos para Android, aquellos que destacan sobre el resto. Hemos tratado multitud de géneros, pero pocas veces nos encontramos con un juego que está en fase beta y que resulta ser casi perfecto, estamos hablando de Still Here.

still here icono

Personalmente, el juego me ha sorprendido y me demuestra una vez más que no necesitamos gráficos con resoluciones estratosféricas y modelados en tres dimensiones, sino que basta con un diseño cuidado, equilibrado y visualmente atractivo.

Si a lo anterior le sumamos el aliciente de una historia conmovedora que nos atrape, tenemos un juego con muchas probabilidades de tener éxito. Hace años los juegos no podían ofrecer un gran nivel gráfico, si no que dábamos una grata acogida a gráficos pixelados con paletas de colores limitadas. Pero lo que no podemos negar, es que esos gráficos venían acompañados de historias emocionantes y con narrativas que en pocas ocasiones vemos en juegos actuales.

Esto es un poco lo que sucede en Still Here, tenemos una buena historia y unos gráficos actuales que conforman un juego digno de jugar.

Descarga Still Here, un juego que te hará volar por un mundo nuevo.

Tras ver algunas imágenes de los escenarios de Still Here, no he dudado ni un instante en descargar el juego en mi smartphone, a pesar de que todavía se encuentra en fase de desarrollo. Puedes descargar Still Here desde el siguiente enlace:

Tan pronto como empieza el juego, iniciamos la partida jugando un mini tutorial que nos muestra los controles. Este es otro aspecto clave del juego, el sistema de controles está perfectamente adaptado a las pantallas táctiles de los smartphones.

El mecanismo para controlar al personaje es tan sencillo como pulsar la pantalla a izquierda o derecha según la dirección en la que nos queramos desplazar. Además, manteniendo la pulsación sobre la pantalla el personaje volará hacia arriba, es decir, ganará altitud y si dejamos de pulsar la pantalla, este descenderá.

still here escenario

Detrás de un sistema de control sencillo y bastante amigable, el juego nos pedirá precisión a la hora de realizar nuestros movimientos. Debemos evitar choques con flores o setas que nos pueden catapultar al fin de la partida.

Escenarios y música.

Una combinación de naturaleza con un colorido espectacular, efectos de iluminación, partículas y un largo etcétera de virtudes gráficas que convierten los escenarios de Still Here en un espectáculo visual. Me han sorprendido los cambios de tiempo mientras jugamos (soleado, tormentoso, lluvioso, etc), están muy logrados.

La música es relajante y gracias sus melodías conseguiremos sumergirnos en un juego de forma tranquila. No es un juego de acción lleno de disparos, así que ojo.

Objetivos y desafíos del juego.

El juego se desarrolla siguiendo una historia como hilo conductor. Empezaremos jugando con el personaje de nombre Mona, pero pronto conseguiremos desbloquear a un segundo personaje llamado Kya.

Debemos levitar por los escenarios recolectando engranajes, bombillas o los objetos que nos encarguen en la misión. Al mismo tiempo, debemos mantenernos alejados de las zonas de choque, ya que un impacto puede romper el objeto que llevamos.

También iremos recolectando flores para desbloquear nuevos personajes y escenarios.

Aspectos criticables de Still Here.

Pero también tenemos que hablar del lado negativo de Still Here, que por un lado es la falta de optimización y por otro lado el sistema de monetización es bastante molesto.

Entendemos que el rendimiento del juego se mejorará en versiones finales, ya que al tratarse de una versión beta es comprensible que no está 100% optimizado.

En cambio, el sistema de monetización es bastante injusto para el jugador. Tenemos claro que es un juego gratuito y es razonable que nos lo ofrezcan a cambio de algo, pero combinar publicidad intrusiva entre fase y fase, con la obligación de esperar 10 minutos entre partida y partida, nos deja un sabor bastante amargo.







Dejar un comentario